Whore Girl: The Animal Trail (Shoujo Shofu: Kemonomichi) Tatsumi Kumashiro, 1980

Una de las últimas películas Kumashiro para la Nikkatsu, antes de unirse a Toei en 1981 donde continuó haciendo películas de vanguardia hasta su muerte en 1995, aunque de un tono menos erótico. Esta película ciertamente es menos complicada que su registro habitual y al mismo tiempo no deja indiferente. De todos los directores roman porno, Kumashiro suele ser uno de los más favorables hacia las mujeres, (punto de mira de este género) especialmente cuando se trata de mujeres con personalidades fuertes. 

Sin embargo esta vez su filosofía de los pecados deudores de la madre relegados a la hija pasa buena factura a la protagonista estableciendo una atmósfera opresora y asfixiante. No importa lo duro que trate de tomar el control de su vida, está destinada a seguir los pasos dolorosos de su madre. Saki (Ayako Yoshimura) de dieciséis años vive con su madre en una choza ruinosa, sobreviviendo a base de empujar una parada de fideos durante toda la jornada. Cuando no está ocupada en esto, dedica el resto del tiempo a juegos inocentes con su novio Soto. Y cuando no, se entretiene con un camionero interpretado por el icónico rocker Yuya Uchida que mudó su piel a actor. Como una desdicha no deseada, Saki cree que su singular promiscuidad es un rasgo heredado de su madre. Decidida a cambiar su suerte, toma la decisión de dejar de verlos a ambos, pero es demasiado tarde. Ha quedado embarazada. Su novio viendo la que se le viene encima trata de recaudar dinero para un aborto, mientras el camionero le recomienda que mantenga al bebé. A la joven le gusta el consejo, y decide quedarse con el camionero. Lo que tendrá como consecuencias la depresión y consecuente intento de suicidio de Soto tratando de ahogarse, pero el camionero interviene de nuevo y lo salva. 

Paradójicamente la película concluye como empieza pero con Saki – esta vez con un niño en las manos- empujando del carrito de fideos, en lugar de su madre.
Related Posts with Thumbnails
>