Beyond 'In the Realm of Senses'

Nagisa Oshima se postró como el único cineasta en el mundo en incorporar escenas de sexo explicito en una producción talmente comercial- dentro de unos limites, claro está- y no pornografíca (esto puede sonar raro). Y ¿cómo es posible esto? se preguntarán muchos, en un país donde hoy en día todavía está vetado mostrar cualquier tipo de genitales en pantalla. Oshima se encargo de negociar en Francia su producción, es por esto que la cinta se pudo emitir en festivales con tal factura. Por raro que parezca la película fue bien recibida y cosechó éxito mundial, gracias a que se estreno la versión sin censurar. En Japón por entonces sólo se proyectaba una versión completamente censurada, ni tan siquiera con bokashi, cortarón a tijeretazo limpio las escenas.
Basada en una historia real de una mujer en los años 30 que mató y castró a un hombre. Lo más gracioso es sin duda, que la mujer se paseó por la cuidad con la polla en su bolso. Abe Sada tras ser detenida, inmediatamente es alabada y convertida en heroína por el populacho. A pesar de las escenas 'hardcore', esta película ha logrado buena prensa en la audiencia femenina.
Muchos críticos sugieren que Oshima hizo una película claramente pro-uterina camuflada en atuendo masculino, sin duda, sería un director único en su especie. Durante los cuatro años anteriores al rodaje, el director organizó un programa diario de televisión japonés dirigido a la audiencia femenina. Invitó a mujeres para compartir sus historias personales de abuso y maltrato a manos de esposos. El programa fue elogiado por elevar la conciencia colectiva de la difícil situación de la mujer en el Japón contemporáneo. Oshima que esto le dio la experiencia necesaria para realizar In the Realm of Senses.

Y ahora unas cuantas rarezas visuales: Una entrevista al director y los actores Tatsua Fuji y Eiko Matsuda diría que fechado en el 1977, escenas eliminadas o incluso el propio Fuji hablando sobre el rodaje en el año 2009.










Related Posts with Thumbnails
>