Kigeki: Tokudashi - Himo tengoku (Azuma Morisaki,1975)

De nuevo apostando por Reiko Ike en este spin-off cómico erótico del que bien poco o nada se sabe en nuestra lengua. Encontrándose a finales de su carrera -año 1975- tan solo a dos películas de desaparecer totalmente sin dejar pista alguna sobre su vida, y ya retirada en roles de Sukeban o hijaputilla colegial, le dan un papel casi secundario. Lógicamente esto ya se presentía al ir alejandose de las produciones exclusivamente eróticas, véase sino su breves apariciones en Street Fighter's Last Revenge y Graveyard of Honor.

No es fácil, encontrar documentos o viejas cintas para los que no vivimos en tierras niponas, pero gracias a mi camarada Ryohei tengo una copia de esta película naturalmente sin subtitulos. Es una putada constante para los que nos dedicamos a la exploración de de un cine cada vez más lejano, y a la constante o ausencia total de cultura por parte gobiernos y demás caciques de turno que pretenden tirar por el suelo amparándose en no sé qué leyes cualquier tentativa de promover el cine asiático, condenado inocentemente y metiendo en el mismo saco que otras producciones más taquilleras que son el verdadero problema en la red. De todas maneras este no es el tema principal, en todo caso seria para un foro debate...

Reiko Ike por primera vez aparece ganándose la vida como striper, en lo que se deduce es algún tipo de espectáculo nocturno montado a imagen y semejanza de comunidad donde convive conjuntamente con los otros trabajadores de este mundillo. Entre ellos; Takuzo Kawatani con su habitual desparpajo y griterío inconfundible allá dónde se encuentre, también aparece Aoi Nakajima sobradamente conocida por su curriculum en las roman o en la película de fama mundial Empire of Senses (1976) que incluso llego a España.

La película es una completa coña, y no se toma muy en serio a menos que alguien en su sano juicio decida contratar a una stiper obesa con sus correspondientes jamones para asustar clientes o transexuales con problemas de identidad. Se puede hablar de otras situaciones parejas. Está el caso de Takuzo Kawatani deseando beber directamente de la entrepierna de una striper alcohólica. En otra ocasión como es costumbre ocupar habitaciones por numerosas personas, se da el caso de homenajearse en un bacanal sexual al que atenúan con una composición musical.

Estos personajes han de hacer frente a pagos, que serán causa de múltiples problemas legales y con bandas locales. A pesar de ser una sátira, tiran por tierra el humor con una serie de desagradables acontecimientos entre tanto absurdo. Se produce un incendio por un descuido que causa la muerte de cuatro miembros de esta 'familia'.

Esta historia responde al complejo universo de las relaciones humanas, el nacimiento, su avance a través de sus embustes y la brevedad o fragilidad con que éstas se descomponen poniendo de manifiesto la torpeza humana para frenar los caprichos del destino y la capacidad necesaria de sobreponerse a ello.

Reiko Ike con su espontaneidad natural frente a las camaras.


Related Posts with Thumbnails
>