Piece of cake!

De nuevo felicitando aniversarios, hoy le toca a la señorita – señora a estas alturas- Yuki Saito, clásico entre las clásicas de las idols ochentosas que los productores japos se encargaban de fabricar como churros para la industria televisiva. Con un rosto agraciado y expresivo como pocos, se metió en el bolsillo al publico de la época en el rol de Asamiya Saki. Una estudiante de secundaria que luchaba contra el mal y en definitiva por su libertad haciendo uso de un Yo-Yo mortal e infiltrada de agente secreto.
Related Posts with Thumbnails
>