Ryuji (Tôru Kawashima,1983)

Tras el fin de los años 70 con trabajos de directores como Kinji Fukasaku y hasta comienzo de los 90 con los nuevos talentos como Takashi Miike o Takeshi Kitano se podría decir que el género de los Yakuza estaba de capa caída, pero sin duda “Ryuji” es un caso aislado. Centrada en la vida de un Yakuza que trata de redimirse de su vida de criminal para volver con su mujer e hija.

Escrita e interpretada por Shoji Kaneko, quien lamentablemente fallecería una semana antes del estreno de la película a la edad de 33 años, huelga decir que la película fue un desastre de taquilla aunque todo y con eso consiguió nominaciones a la mejor película independiente y a actor. Convirtiéndose en obra de culto, se coló entre las 100 mejores películas Japonesas del siglo 20 según la “Kinema Junpo”. Incluso Kinji Fukasaku la tenía en un pedestal.

Kaneko conjuntamente con el director Tôru Kawashima selecciono personalmente a los actores, todos ellos prácticamente desconocidos y contando con un presupuesto muy limitado, se las vieron putas para acabar el rodaje. Kaneko dejaría así su único trabajo como actor, evidentemente su muerte tan repentina transformaría su imagen en leyenda. A parte de “Ryuji” se le acredita como escritor pelis como “Chi-n-pi-ra” (1984) que también tocaria la tematica gangster..
El personaje interpretado por Kaneko es el propio Ryuji que da título a la obra en si, se trata de un Yakuza que vive a través de la rabia e ira que a su vez controlan su temperamento, angustiado por el tipo de vida que lleva, sufre constantes cambios de humor que le llevan a pasar de la rabia a la simpatía. Posiblemente su lucha contra el cáncer le hiciese entender mejor que nadie la personalidad de Ryuji. A pesar de su aspecto raquítico, es un temible subjefe de Shinjuku que dirige su propio casino privado y al que todo el mundo respeta. Tiene trabajando para él a dos hombres bastante chapuceros, porque no decirlo… Tanto que un día trata de redimirse cortándose un dedo, fallando en el intento transformando la situación en algo bastante cómico. Otro detalle sujeto a su personalidad es un tanto “Kitanesco” ya que tiene la mano bastante suelta y no duda en soltar cuatro hostias a quien se le ponga por delante ya sea sus empleados o su propia mujer.

¡No temáis! Probablemente todo esto se deba a que fue encerrado en prisión tres años antes por asesinato y que al cumplir condena descubre que su mujer lo “vendió” por asi decirlo. Ahora dos datos curiosos: Mariko – su mujer- es interpretada por Eiko Nagashima (la japonesita de “El carnaval de las Bestias de Paul Naschy) y la otra es que te presentan el flashback con hilo musical de Momoe Yamaguchi…Lo cierto es que Mariko no lo vende, es solo que al pedirle prestado dinero a su padre para poder subsistir, le impone una simple condición, que se aleje de él. A si que el disgusto que se lleva Ryuji es bastante gordo. Desde entonces vive solo y amargado.
No es sino, gracias a la ayuda de un ex – Yakuza que le orienta sobre lo que debe hacer que decide renunciar a ese mundillo para ir tras las faldas de su mujer. En lugar de continuar por el mal camino y seguir apalizando gente, transforma el carácter consigue un trabajo como repartidor de alcoholes en una furgona y por las noches hace de padre y amante modelo. Está claro que todo esto no ha de durar ¿o si?.
Comparado con otras “Yakuza eiga” el personaje central no es un tipo duro a la antigua usanza sino un ser humano con una vida real, viviendo en una estructura familiar y con vida social. Incluso se codea con sus antiguos empleados, pero cierto día lo sorprende en la calle uno de ellos que a acabado siendo yonki, a duras penas se mantiene en pie y le ruega por dinero. Otro de los momentos en los que le delata su humanidad, ayudándole con lo que puede económicamente pero avisándole de que es la última vez que hará algo por él. Poco después muere y parece ser que esto es un detonante en su apacible vida. No tarda en hacerse presente en su cara la idea de “regresar a su antigua vieja vida de Yakuza”.

La escena en la que toma su decisión y se lo comunica a su mujer sin palabras, es simplemente de lo más brillante de todo el metraje, probablemente sea uno de las muchos motivos de porque la película sobrevivió a la muerte de su creador.


2 comentarios :

Yorick. dijo...

Muy buena reseña, me ha llamado mucho la atención la peli, a ver si soy capaz de encontrala.
Estos dias estoy viendo pelis sobre la yakuza y de las que menos he conseguido es de los años 80.

Un saludo!

Sangre Yakuza dijo...

Me alegra que te hayas interesado por la película. Mira si no la encuentras, prueba en surrealmoviez.info

Related Posts with Thumbnails
>